miércoles, 17 de mayo de 2017

vestido de fiesta para Nerea


Hola de nuevo.

Tras mucho mucho tiempo sin publicar hoy vuelvo a hacerlo para enseñaros un vestido de fiesta para Nerea que se fue de boda el pasado sábado.

Como siempre, lo primero fue decidir qué hacíamos... y ella que sabe que soy de pique fácil me manda foto del vestido que le gusta... ¿mami, esto se puede hacer?... ¡por supuesto! ¿lo dudas? jajajaja.

Así que visita a Almacenes Uría, aquí en Oviedo, y a elegir telas... para la falda un satén con mucha caída y del mismo color que el modelo, y para el cuerpo un encaje bordado sobre tul que es una pasaaaada en color gris. A todo eso le añadimos forro de punto color nude-beis, el más similar a su piel, porque se va a ver y debe pasar desapercibido.

Patrón sencillo a tope para el cuerpo, tipo camiseta para el forro doble y a jugar con el encaje, casi poniéndolo directamente sobre el cuerpo (a falta de maniquí, lo mejor es tener disponible a la modelo, jeje). Aprovechamos toda la onda el encaje para el escote y que continúa en la espalda, y para las mini manguitas recortamos el dibujo del bordado.

La falda con mucho vuelo lleva tablas profundas en el delantero y fruncido en la espalda. La confeccionamos por el lado mate de la tela y así el fajín lo hacemos por el brillo.

Para rematar el conjunto una cartera de rafia con aplicaciones del mismo encaje del vestido.

Y tras este rollo que acabo de soltar, vamos al grano con las fotos...

Este es el vestido elegido, no se la fuente porque la foto me llegó por whats app:



Momento selfie... aquí se ve el cuerpo de encaje y las manguitas...


Posando con mucho arte, parejita guapa ;)






La carterita...



Y hasta aquí por hoy, poco a poco iré publicando todos los trabajos que estuve haciendo en este tiempo que llevo desaparecida de la blogosfera, y es que confieso que me estoy enganchando a Instagram, que publica mucho más rápido y da menos pereza. 

Espero que os haya gustado y hasta pronto. Besos.





3 comentarios:

  1. Sin palabras me has dejado¡¡
    Magnífico

    ResponderEliminar
  2. Chica, es que todo lo haces perfecto. ¡Qué pasada!

    ResponderEliminar
  3. Precioso! Suerte que mis hijas no me piden vestidos así, porque no sabría por donde empezar!

    ResponderEliminar